Benchmarking, usando la comparación como estrategia empresarial

Benchmarking, usando la comparación como estrategia empresarial

Constantemente se habla acerca de que es obligación del empresario conocer al negocio como la palma de su mano. Aunque es una verdad innegable, otro aspecto fundamental es dar un vistazo al entorno e, inclusive, estar al tanto de la competencia. Al proceso de recopilar información de las empresas competidoras y compararlas con la nuestra se conoce como benchmarking. Este trabajo  ayudan a plantear mejor las estrategias de una organización. 

Para comprender un poco más esta herramienta es básico ponerse en el papel del cliente final y descubrir las razones de por qué prefiere (o no) tus servicios o productos, no limitarse a “copiar” sino marcar la presencia de nuestro negocio

Siendo realistas, el mundo empresarial es una competencia por la atención, lealtad y preferencia de los consumidores.

Aunque el objetivo es el mismo, existen varios tipos de benchmarking al aplicarse en diferentes niveles, canales  y contextos pero, principalmente, se identifican tres de ellos:

  • Competitivo: comparación con empresas líderes en el mercado o competidores directos 
  • Interno: comparación de diversos departamentos, divisiones o áreas de una misma empresa
  • Funcional: comparación con empresas de diferentes industrias para identificar innovaciones y tendencias

Una vez entendido el concepto, ¿cómo implementar en tu negocio? Para ello recomendamos los siguiente:

  • Un chequeo detallado de tu empresa

El análisis FODA da un escaneo completo de tu organización, identificando las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que necesitas considerar en la planeación a diversos niveles del negocio.

  • Establece a tus contrincantes

Ya sean empresas relevantes en tu área de acción o alguna organización de otra índole pero distinguida por su innovación y eficiencia, monitorea sus acciones con todos los recursos a tu alcance. Identificarlos no es tarea fácil pero podrás obtener resultados con ayuda de estudios de mercado, monitoreo de medios tradicionales y digitales así como entrevistas o analizando sus productos y servicios.

  • Analiza objetivamente la información

Un buen líder de negocio es realista a la hora de interpretar los datos que tiene enfrente. Es de sabios reconocer los aciertos ajenos y errores en el actuar propio todo con el fin de optimizar tu proyecto.

  • Dale el sello de tu marca

Una vez con los resultados de la investigación, considera estos hallazgos en tu planeación para lograr mejores resultados. Como dijimos anteriormente, no para copiarlo sino tomarlo de inspiración y adaptarlo a las necesidades de tu negocio. 

  • Monitoreo de resultados

La aplicación de nuevas estrategias requiere una evaluación de su desempeño dentro del día a día de la empresa. Establece las métricas y los planes de acción adecuados en todos los cambios que desees realizar. 

El objetivo es salir victoriosos en esta carrera y  el benchmarking ofrece un proceso de comparación con los líderes y rivales similares al propio negocio al compararnos de manera organizada, estratégica y continua. Cuida de tu marca en nuestras instalaciones donde más que un espacio de trabajo tenemos el escenario ideal para alcanzar el éxito de tu empresa.

Deja un comentario